Como hacer un página o sitio web

En el mundo digital de hoy, no querrás tener un negocio que no tenga sitio web o correos corporativos, estarías perdiendo una gran posibilidad de vender o ser visible para usuarios en diversos lugares. No estar en internet te crea limitaciones, mientras que ser parte del universo web te abre las puertas a oportunidades. Basta con visualizar las grandes marcas de hoy: sean o no de naturaleza digital, la mayoría tiene una sólida presencia en internet, con página web y redes sociales con las cuales contactarse. Esto forma lazos importantes entre marcas y clientes, aporta confianza y credibilidad, permite estar al alcance de las personas 24/7 y ser parte de su cotidiano.

Entonces, ¿quieres crear tu sitio y no sabes por dónde empezar?

Te ayudamos a dar ese primer paso. Crear tu página web puede parecer complejo si estás comenzando, pero con la orientación y guía adecuados es un proceso relativamente sencillo y muy posible de llevar a cabo. A continuación, te proporcionamos una guía paso a paso que puede ayudarte a armar un primer sitio web sencillo, que con la experiencia adecuada, podrás ir haciendo crecer.

PASO 1: Planificación

¿Qué es lo que realmente quieres? Sé capaz de responder esta pregunta, sin titubear, sin dudas. Define claramente el propósito de tu sitio web y visualízalo lo más exacto posible. ¿Es un pequeño blog, un sitio web empresarial para dar a conocer tu marca, un portafolio donde quieres mostrar tus proyectos, o un hogar online hecho con todo para vender? Responder esas preguntas es un gran primer paso.

PASO 2: Identifica tu público

Si tienes una marca, sabrás bien que el lema es uno: el cliente está primero. Tu sitio web también debe estar enfocado en ellos, tus potenciales clientes. Identifica con claridad a tu audiencia o público objetivo ¿Qué tipos de personas serán los que naveguen por tu web? ¿qué tipo de contenidos buscan, a qué hora, de qué forma investigan y aprenden? ¿cuáles son sus hábitos de consumo de información? Incluso puedes ahondar más allá ¿qué los motiva, cuáles son sus sueños o aspiraciones? Puedes construir uno o más perfiles de cliente y enfocarte en ellos en la forma en que diseñes y ofrezcas tu página web. Procura darles una buena experiencia. Considera que los clientes son los protagonistas de tu historia. Y tu marca quien resuelve los problemas o responde a sus búsquedas.

PASO 3: Conoce a tu competencia

En cada nicho, en cada rubro, hay múltiples proveedores intentando destacar, ofreciendo de distinta manera lo que en su naturaleza puede ser lo mismo. Para mostrarte en internet de forma novedosa, debes conocer quién es y de qué forma actúa la competencia. Escoge al menos 3 posibles competidores e investiga sobre ellos; navega por otros sitios web, descubre en qué grado es bueno tener similitudes y en qué cosas sería bueno diferenciarte. Tener un marco de referencia te ayudará a saber cómo funciona tu nicho y cómo potenciar tu web. Además de esto, puedes revisar en Google u otros buscadores, qué palabras o mensajes fuertes son los que los usuarios buscan y la competencia está utilizando. Esto puede marcar una ruta interesante a seguir.

PASO 4: Registra un dominio

Pasada la planificación, llega la hora de la acción. Uno de los pasos más importantes es la creación de tu dominio. En palabras sencillas, el dominio es tu nombre o dirección en el universo web y servirá para que los usuarios te encuentren. Tu nombre ha de ser memorable, relevante y fácil de recordar. Cada dominio es único, por ende, las marcas deben registrarlo. El dominio es un servicio que se paga, esto puede realizarse con un sitio web especializado, como NIC.cl o Google Domains. También hay múltiples proveedores de alojamiento web que incluyen el registro de dominios gratis o a precios muy convenientes. Lo que cueste el dominio dependerá de dónde lo registres, además de la extensión (.cl .com, etc.). La elección es tuya, lo importante es registrar el nombre de dominio y extensión correctos.

PASO 5: Escoge el hospedaje web

Definiendo tu dominio, un siguiente paso relevante es escoger un proveedor de hosting o alojamiento web. En el mercado hay muchos, con diferentes características. Algunos de pago, otros gratuitos. Algunos con planes de funcionalidades sencillas, otros especializados e ideales para grandes proyectos. Por lo general, si estás partiendo con tu proyecto, la idea es escoger un proveedor de hosting que a la larga no se convierta en un problema. Un servicio gratuito puede costarte grandes dolores de cabeza, pues ofrecerá un servicio básico y un soporte deficiente. En cambio, un servicio de hosting de muy alto costo, quizá no sea lo que tu proyecto realmente necesita. Nuestra sugerencia es escoger un servicio de hosting compartido, con planes escalables que te ayuden a crecer. Igualmente, la decisión es personal y debe ajustarse bien a tus necesidades y presupuesto.

PASO 6: Instalación de un CMS

Instalar un CMS o Sistema de Gestión de Contenidos, puede ayudarte en gran medida en la creación y gestión de tu primer sitio web. Los CMS facilitan la creación del sitio, la gestión de sus recursos y la actualización constante de sus contenidos. Algunos de los CMS más utilizados en internet son Wordpress, Joomla, Drupal y Wix. Para instalarlo, puedes pedir la asistencia de tu proveedor de hosting. Muchas empresas ofrecen la instalación automática de estos sistemas.

PASO 7: Selección de un tema

Para crear un sitio web no debes ser un diseñador o programador experto. Aunque hay muchos sitios web con desarrollo de diseños personalizados, este es un servicio que cuesta dinero. Si quieres lograr algo básico, pero no cuentas con los recursos, puedes igualmente diseñar sitios web desde plantillas. El CMS que instales te ofrecerá variedad de temas o themes. Elige el que mejor se adapte al modelo y estilo de tu sitio web. Luego personalízalo con tu marca, diseño, logotipo, colores y contenidos. Puede ser un proceso creativo y estimulante.

PASO 8: Crear contenido

Si ya tienes tu diseño, ahora debes darle cuerpo. Habiendo definido los mensajes fuertes de tu marca, crea contenidos relevantes y atractivos para tus potenciales consumidores. Considera no solo subir textos, también material audiovisual como imágenes o videos. No olvides la navegación por el mismo, que sea intuitiva y de fácil acceso, que se encuentre rápidamente el botón de “Comprar” o “Contacto”, etc.

PASO 9: Optimiza el contenido

¿Haz escuchado la palabra SEO? El posicionamiento orgánico es importante para toda marca que desea ser encontrada en internet. En palabras simples, el SEO es el posicionamiento orgánico de tu marca en los buscadores, es decir, todo lo que potencia que tu sitio web sea encontrado de manera orgánica, sin tener que pagar anuncios. Los motores de búsqueda como Google, premian los sitios web con ciertas características, como sitios que sean seguros, con información importante, de navegación amable, que en resumen, en su diseño y ejecución estén optimizados para dar a los usuarios la mejor experiencia. Optimiza tu web para mejorar el SEO utilizando palabras clave en el contenido, adaptando las imágenes, textos y videos a lo que valoran los buscadores. También puedes utilizar herramientas, extensiones y complementos gratuitos disponibles en internet.

PASO 10: Publica tu sitio

Llegado a este punto, estarás listo para el gran momento. Ya puedes publicar tu sitio web. Estando satisfecho con los contenidos y el funcionamiento, publica tu página en línea para que tus visitantes puedan llegar a ella. Te recomendamos acompañar la publicación con estrategias de promoción para generar tráfico. Puedes promocionar tu web de forma gratuita, por ejemplo, a través de redes sociales, o con formas de pago, como anuncios o campañas de email marketing.

PASO 11: Testea

En internet todo es ensayo, prueba y ajuste. Realiza pruebas constantes y exhaustivas de tu sitio web, revisa las métricas, conversiones, visitas, tiempos de permanencia de los usuarios, toda información que pueda parecer relevante y ayudarte a fortalecer lo que es bueno o corregir lo que no cumple con los objetivos planeados. También es importante testear que tu sitio web funcione correctamente en diferentes circunstancias (horas peak, temporadas altas de venta) así como en todos los dispositivos y navegadores.

PASO 12: Actualiza

Ten en cuenta que tener un sitio web requiere de un mantenimiento continuo. Actualiza constantemente los contenidos y las herramientas, como el CMS y los complementos, para que tu web sea un lugar seguro al navegar y con información relevante siempre. Actualizar contenidos constantemente también mejora el SEO. Recuerda que crear un sitio web es tener una comunicación digital con tus seguidores y por lo tanto, es un proceso que debe nutrirse. Es posible que tu marca crezca y evolucione, asimismo tu sitio deberá crecer y adaptarse a estos cambios. Procura que tu marca sea coherente, pertinente, relevante y que cumpla con sus objetivos durante sus diferentes ciclos de vida.