Como comprar hosting para tu proyecto

¿Cómo compro un servicio de hosting?

Si quieres publicar una página en internet, no solo debes crear el sitio, también deberás contratar un proveedor de hosting para poder hospedarlo. Este último paso es, en esencia, lo que permitirá que tu web pueda ser visitada online por todos los ciber usuarios, a cualquier hora y lugar.

Existen servicios de hosting diversos, algunos muy básicos y gratuitos, otros costosos con herramientas exclusivas. El que elijas dependerá de tu proyecto. Comprar un servicio de alojamiento web es un proceso sencillo, pero requiere de planificación. Aquí te mostramos una guía de cómo suele ser la contratación usual de un servicio de hosting.

1. Definir necesidades:

Previo a la contratación del servicio de hosting, deberás determinar las necesidades de tu proyecto web y los recursos que tienes. Se claro, y realista en relación con el sitio deseas crear y también con tus objetivos. Procura no ser impulsivo, más bien planificar, paulatinamente y paso a paso.

2. Elegir un hosting:

Escoger tu proveedor de alojamiento web ideal no solo es posible, también es necesario para el óptimo funcionamiento de tu proyecto. Hay diferentes proveedores de hosting que funcionan en Chile, como Hosting.cl, HostGator, SiteGround, u otros. También existe mucha información en internet que puede ayudarte, sitios web informativos como Comparahosting.cl que se actualizan con la información de usuarios constantemente. Entra, cotiza e investiga. Comparar entre diferentes servicios de hosting, sus planes y precios, te ayudará a tomar la mejor decisión.

3. Seleccionar el servicio:

Así como hay múltiples proveedores web hosting, cada uno de ellos ofrece distintos tipos de servicios de alojamiento web. Los hosting son variados: hay hosting compartido, VPS, Servidores Dedicados, Housing Colocation, o soluciones Cloud. Elige el servicio de hosting que responda a tu necesidad. Usualmente, el hosting compartido es una buena opción para proyectos iniciales; y el VPS o Dedicado, para grandes proyectos.

4. Registrar un dominio:

Tu sitio web requiere una dirección online, un nombre en internet con el que las personas te identifiquen y puedan encontrarte. Esto se conoce como dominio web. Al contratar un hosting es necesario que tengas un dominio asociado. Puedes registrarlo previo a la contratación de tu servicio de alojamiento web. O aprovechar las ofertas que las empresas de hosting te ofrecen. Muchos hosting ofrecen dominio gratis en la primera contratación.

5. Elegir un plan de hosting:

Como antes expusimos, variedad de servicios ofrecen también variedad de planes. Elige un plan de hosting que encaje lo mejor posible con tus necesidades específicas. Del plan que escojas, depende el tipo de alojamiento web del que vas a disponer, así como los recursos, precio y otras características relevantes. Usualmente, los proveedores de hosting ofrecen soluciones de alojamiento web básicas, intermedias y avanzadas, para abarcar a todos los usuarios.

6. Comprar o contratar:

Cuando hayas elegido un proveedor, un tipo de hosting y un plan para ti, lo siguiente es comprar (o contratar el servicio si este es gratuito). Por lo general, la compra del hosting es un proceso simple que se hace a través del sitio web del proveedor, seleccionando el producto y agregándolo al carro de compras para poder pagar. Igualmente, puedes pedir la ayuda u orientación específica del equipo de soporte del servicio contratado.

7. Configurar tu cuenta:

Después de comprar el servicio de hosting, deberás seguir los pasos propios del proveedor. Usualmente los usuarios reciben información al mail con los datos de inicio de sesión para la nueva cuenta de hosting, que incluye el acceso al panel de control donde se va a administrar y gestionar el sitio web; también sirve para configurar correos, bases de datos y otros recursos de tu plan de hosting.

8. Armar tu sitio web:

Llegó el momento divertido. Ya puedes comenzar a construir y configurar tu sitio web. Si deseas una experiencia más fluida y sencilla, puedes instalar un CMS como WordPress, que hará más fácil la creación y gestión del sitio, así como la carga del contenido.

9. Configurar correos:

Muchas empresas contratan servicios de hosting para tener correos corporativos. Si deseas tener direcciones de correo electrónico con tu dominio, es decir, cuentas de correo personalizadas para tu marca, en este momento podrás configurar dichas cuentas de correo a través de tu panel de control de hosting.

10. Publicar y testear:

¡Lanza tu sitio web al mundo! Pero antes y después, no pierdas de vista la importancia de testear. Realiza las pruebas que estimes convenientes para asegurarte de que todo marcha bien y tu sitio funciona correctamente. Publica tu sitio web con confianza. Y realiza ajustes en él las veces que sea necesario. El proceso de mantener un sitio web es permanente.

Estos son pasos guía. Recuerda que cada proveedor de hosting específico tiene sus formas de ofrecer productos y contratar. Si tienes dudas en el proceso, un buen hospedaje web te ofrecerá ayuda desde el equipo de ventas o soporte, para decidir, contratar y configurar tu servicio cuando quieras.